El asunto del e-mail: ¿Seguro que sabes escribirlo?

El asunto del e-mail: ¿Seguro que sabes escribirlo?

¿Cuál es el componente de mayor relevancia en un e-mail? Sin duda muchos responderíamos sin titubear: el asunto. De hecho, según el blog Convince and Convert, un 35% de los receptores accede a un mensaje en consideración del asunto

Por eso, el éxito de un e-mail empieza por la elaboración de un buen asunto. La plataforma MailUp, que lidera en Italia el envío de e-mail y SMS, ha definido cinco pasos para generar un asunto que destaque.

1. Brevedad

Los teléfonos móviles suelen mostrar solo las 5 o 6 primeras palabras del asunto. Por ello, se puede usar la sección de chequeo de la plataforma MailUp para modificar la extensión del asunto y obtener una vista previa del e-mail en la bandeja de entrada y escritorio de diversos dispositivos (Android y IPhone).

2. Personalización

emarketing

Representa un valor agregado utilizar en el asunto el nombre de pila del suscriptor de manera permanente. Con los campos dinámicos es posible obtener mayores tasas de aperturas en las campañas personalizadas.

3. Fuera RV, RE y palabras spam

Nunca recurras al engaño. Los suscriptores no suelen perdonar esta clase de transgresiones. Un ejemplo de este escenario es reconocible en la implementación de “marketeros RE: y RV:, los cuales, si bien tienden a mejorar las tasas cuando se usan por primera vez en los asuntos, tienden a desplomar cualquier alcance cuando se implementan por segunda vez.

Hay que tener tacto a la hora de escoger las palabras claves que se usarán, ya que algunos casos pueden activar los filtros de correo no deseado y, finalmente, en ningún caso serán visualizados por el usuario. Es necesario que las empresas estén actualizadas en torno a las típicas palabras spam para omitirlas en sus asuntos.

4. Los símbolos Unicode

email-marketing-roi

Usar corazones, aviones o estrellas representa un detalle de gran popularidad que se puede implementar en las líneas del asunto, sin caer en saturaciones desde luego.

5. ¡Vaya al grano!

Agregar numeraciones funciona particularmente bien en los asuntos, lo cual no se debe a su condición numérica como tal, sino a su función de concretar un tema, como por ejemplo “las 5 claves para realizar compras por internet” o “los 10 productos más vendidos este verano”.

Debemos tener claro que los usuarios no suelen interesarse por asuntos genéricos o “abiertos”.

La experimentación es la única manera de conocer qué funciona mejor para tu asunto

editor-bee-mailup

Con MailUp existe la posibilidad de configurar las pruebas A/B de los emails, con el ánimo de definir cuál contenido, imagen o anuncio promocional ha llamado más la atención de los destinatarios.

Desde luego el e-mail marketing se encuentra estrechamente relacionado con la gestión de clientes, así que viene al caso comprender que, a pesar de que cada persona y cada negocio son diferentes, hay unos procedimientos de carácter general, extraídos de Los Diez Mandamientos para la Gestión de Clientes de Kelly Mooney y Laura Bergheim, que debemos tener en cuenta al relacionarnos con ellos a partir de la generación de asuntos relevantes:

  • ganarnos su confianza,
  • inspirarlos,
  • simplificarles las cosas,
  • dejarlos a cargo (autonomía),
  • guiarlos,
  • tener disponibilidad 24/7,
  • conocer sus intereses,
  • requerimientos y expectativas,
  • saber cómo compensarlos
  • estar con ellos permanentemente.

Por otra parte, si bien todo inicia con el asunto del e-mail, lo importa en realidad es qué ocurre cuando el destinatario lo abre, ¿cuál es la acción que debe realizar? Sin duda debe ser aquella, que el emisor quiere que realice. Es muy fácil que las empresas pierdan la partida en este sentido, solo tenemos que pensar en la experiencia que cada uno de nosotros ha tenido luego de abrir un e-mail donde no tenemos claro qué debemos hacer o dónde dar clic.

En el justo momento que el destinatario encuentre confuso el mensaje, abandonará su ingreso y la empresa emisora habrá perdido una oportunidad.

Asegúrate que tu llamado a la acción sea lo suficientemente claro y obvio para el usuario. Veamos un ejemplo de un asunto relevante:

Solo por hoy 35% menos en todas las compras online

Como podemos notar, de entrada se está creando una sensación de urgencia, dejando claro cuánto es el descuento, que es aplicable a cualquier compra o producto, además de aclarar el medio donde tiene validez. Este definitivamente es un mensaje que le dice al usuario qué encontrará al abrir el correo.