Consejos para proteger la reputación digital

Consejos para proteger la reputación digital

Internet y los medios sociales ofrecen nuevas vías tanto para la autopromoción como para sufrir ataques maliciosos que afecten negativamente a la reputación digital de una empresa, con independencia del tamaño, la fama o el alcance de la misma. Cualquiera que sea el caso, es fundamental ser proactivo a la hora de proteger la reputación digital porque es fácil echarla por tierra en unos minutos y muy difícil volver a construirla.

Cómo proteger tu reputación digital

1. Preséntate adecuadamente

Todo lo que digas puede ser utilizado en tu contra… o a tu favor. La manera en la que te presentas y te muestras te ayudará a crear tu imagen y te hará fuerte. No puedes evitar que la gente hable mal, pero la credibilidad que ofrezcas con tu presentación te ayudará mucho ante las calumnias, las falsas acusaciones y los clientes sin razón.

2. Cuida la ortografía, la gramática y las imágenes

Puede que no ganes mucho haciendo las cosas bien, pero tu reputación digital perderá mucho si tus comunicaciones tienen faltas de ortografía o errores gramaticales.

En cuanto a las imágenes, pasa lo mismo. En este caso, utiliza siempre imágenes de calidad y, sobre todo, no robes imágenes. Muchos lo hacen, pero el pirateo está mal visto. Y siempre, en ambos casos, respeta los derechos de autor.

3. Vigila tu reputación digital

Puedes hacerlo tú mismo o contratar una empresa que se ocupe de ello. En todo caso, hagas lo que hagas, la vigilancia y la monitorización de tu reputación digital debe ser tu prioridad, máxime si eres activo con tu negocio en las redes sociales.

No se trata solo de vigilar la positividad de la reputación online. Tienes que asegurarte de que tu reputación está en línea con lo que tú quieres, es decir, que transmites lo que deseas transmitir.

4. Cuida tus contraseñas

Un robo de contraseñas puede causar un caos en tu reputación digital. En general, puede ser un desastre para tu negocio en todos los aspectos. En respecto a la reputación digital, debes cambiar con frecuencia tus contraseñas y no usar la misma para todo.

Además, has de vigilar siempre que navegas de manera segura con cualquier dispositivo, especialmente el que tengas conectado a tus herramientas financieras y de trabajo. Tampoco deberías dejar memorizadas las contraseñas, sobre todo si no eres la única persona con acceso al dispositivo.

robo-de-contrasena

5. No publiques información sensible

Hay cosas que no se deberían publicar nunca. Pero no siempre es fácil superar un arrebato, tanto de emoción como de ira, que te lleve a publicar cosas de las que luego puedes arrepentirte. Por eso es importante cuidar mucho el tipo de contenidos que se publican y los comentarios que se vierten.

Cualquier detalle, por insignificante que parezca, puede desencadenar una crisis de reputación digital. Para evitar este problema, acostúmbrate a releer todo lo que se publica o cuenta con una persona que supervise las publicaciones.

6. Registra diferentes cuentas de correo electrónico, especialmente las gratuitas

En los principales servicios de correo electrónico gratis, da de alta las principales combinaciones con tu nombre o marca y revisa de vez en cuando si hay mensajes. Además de servirte para conocer hasta qué punto estás en el punto de mira, te será útil para ponerle más difícil a los spammers y hackers la suplantación de tu identidad.

7. Diferencia las cuentas de correo activas

Otra cosa importante que puedes hacer para evitar los errores es configurar cuentas de e-mail diferentes para el trabajo y las relaciones personales. Incluso puedes tener una cuenta para proveedores, otra para clientes y otra para el público en general, además de una o dos personales.

8. Diferencia los medios de comunicación social

De la misma forma que debes separar las direcciones de correo electrónico, tienes que diferenciar los medios de comunicación social para que tus vidas personal y profesional no se mezclen. En este sentido, es especialmente importante mantener en privado los asuntos personales.

9. Publica tu propio blog

Los blogs alientan el diálogo, permiten interactuar con la gente y dar valor al público. Asegúrate de publicar contenido de calidad, de enlazar fuentes confiables y de crear contenidos de forma regular para atraer a la gente y ganarse su respeto y confianza.

Tu reputación digital es como tu sombra

A modo de comentario final, vale la pena recordar esta cita de Miguel del Fresno:

La reputación online es como una sombra digital, da igual que no quieras tenerla, te persigue. No puedes carecer de reputación online. Puedes gestionarla o no.