Cómo desarrollar un elevator speech ganador

Cómo desarrollar un elevator speech ganador

El elevator pitch (elevator speech, en inglés) es como se denomina al discurso de presentación de un proyecto o emprendimiento ante potenciales clientes o accionistas. Este anglicismo se utiliza con mucha frecuencia en el entorno de las startups, pero es extensible a cualquier proyectos emprendedor o de negocio.

En sí mismo, el elevator pitch no es un discurso de venta, sino una presentación rápida, tan rápida que pueda impactar en lo que dura un viaje de ascensor (de ahí su nombre). Pero, ¿por qué un viaje en ascensor? Probablemente porque en esas circunstancias se dispone de muy poco tiempo y el interlocutor no tiene otra que escuchar (al fin y al cabo, no tiene otra cosa que hacer mientras se abre la puerta), lo que constituye una ocasión ideal para despertar su interés.

Lo ideal es que el elevator pitch no dure más de 20 segundos. Presentar una idea e impactar al futuro cliente o inversor en tan poco tiempo es difícil, pero es posible.  El objetivo no es conseguir cerrar un trato, sino despertar el interés del otro para que solicite una presentación, más información, una visita, etc. Es aquí donde muchos de estos elevators pitch fallan.

A continuación vamos a ver algunos consejos para hacer un buen elevator pitch ganador que impacte a ese futuro cliente o inversor y que nos abra la puerta para una presentación más profunda.

En primer lugar, recuerda que tu misión es simplemente  iniciar la conversación. No puedes lanzar tu discurso a la primera de cambio. Después, debes centrar tu discurso en el valor que ofreces, en tu una ventaja competitiva frente a otros posibles candidatos y cómo puede llegar a ser una experiencia beneficiosa para ayudar a resolver un problema. Con esto en mente, comenzamos.

4 pasos para desarrollar un  elevator pitch ganador

1 – Piensa en tu logros

Como paso previo, piensa en los principales logros que pretendes conseguir en términos de desafíos, acción y resultado de esa acción. Para cada logro, ayudará mucho contar una historia. No vas a incluirlos todos, pero así podrás elegir el más impactante analizando diferentes posibilidades y te ayudará en el siguiente paso.

2 – Determina  el tema

Repasa lo que has escrito y busca  el tema común, la esencia de lo que pretendes conseguir, el problema que va a solucionar tu propuesta.

3 – Limita  tu historia para que sea breve  

Empatía, la clave de la experiencia de compra

La historia que presentes debe poder exponerse de forma muy breve, y debe contener la esencia de lo que se pretende conseguir.

4 – Redefine, redefine y vuelve a redefinir tu discurso… y practícalo

Cuanto más tiempo y práctica le dediques a tu elevator pitch, más fácil va a ser que te salga de manera natural y que depures al máximo tus palabras.

Consejos útiles para ofrecer un elevator pitch potente  

Los siguientes consejos te servirán para que elevator pitch sea aún más potente:

1 – Tu elevator pitch tiene que destacar de los demás

bmw-clasificaciones-nuevas

No eres el único. Tienes que diferenciarte. Tu objetivo tiene que ser conseguir esa entrevista posterior, y para eso tienes que impactar. No puedes olvidar que tu objetivo no es solo que te escuche una vez, sino que te abra la puerta para atender con entusiasmo a lo que tienes que contarle.

2 – Busca el impacto en el menor número de palabras posibles

Veinte segundos dan para mucho, aunque no lo parezca, sobre todo si hablas rápido. Pero lo que necesitas es eficacia. Cuanto más breve sea tu exposición, mejor.

3 – Cree en lo que dices

bmw-ranking-marcas

Muchas personas fallan en su elevator pitch porque no creen en lo que dicen, porque basan sus argumentos en historias imposibles o en puras estrategias para llamar la atención (al estilo de los vendedores de toda la vida). Si tú no crees en tu historia, ¿por qué tu interlocutor habría de hacerlo? Un discurso que tú mismo te creas te dará confianza y seguridad en ti mismo.

4 – Muestra actitud

De la confianza y seguridad que te da un argumento que te creas nace la actitud necesaria para presentarlo. Aprovecha esa energía y entusiasmo y muéstrate orgulloso cuando empieces con tu elevator pitch.

5 – Sonríe

La gente que sonríe es mucho mejor aceptada por los demás. Es más, es muy difícil no devolver una sonrisa. Y cuando logras eso, has conseguido crear un clima agradable y favorable a que te escuchen con más atención.

6 – Cuando termines, no añadas más

Es posible que te encuentres en situacioens en las que cuentes con más tiempo. Pero no puedes olvidar tu objetivo y debes ceñirte a él. Si es el otro el que te pide más, adelante. Si no, no insistas.

7 – Deja al otro con ganas de más

Aunque pudieras contar todo en unos segundos, no lo hagas. Es mejor que el otro se quede con ganas de más, que sienta curiosidad, que piense en ti mientras llega el momento de descubrir todo lo que tienes para él.

Consejos finales

No te preocupes si al principio fallas. Tendrás muchas oportunidades. En cuaqluier caso, si quieres conseguir una alta tasa de éxito, lo que tienes que hacer es practicar, pero de verdad. Busca a alguien con quien practicar, prueba diferentes opciones y confía en ti mismo. Todo fallo es una oportunidad para mejorar.

En este vídeo podrás ver un ejemplo práctico muy útil.