El videojuego como industria

El videojuego como industria

Es incuestionable que la publicidad promete significativas transformaciones a futuro, especialmente en lo que se refiere a los medios y recursos que ofrecen mayores posibilidades y garantizan, desde luego, mayor efectividad tanto en la elaboración como en la transmisión de los mensajes publicitarios a los usuarios.

El marketing y la publicidad se constituyen en dos sectores imparables, por lo que sus expectativas mismas se encuentran en una búsqueda constante de toda clase de medios tecnológicos, como el teléfono inteligente, el GPS o el reproductor portátil.

Sin embargo, más allá de ello, los videojuegos se postulan como el nuevo protagonista, cuya proyección y posibilidades, al parecer, no tiene precedentes.

Valor agregado del videojuego

Los alcances son más que impresionantes, hablamos nada más y nada menos que de la industria más posicionada en los sectores del ocio y el entretenimiento con alrededor de 100 millones de usuarios a nivel mundial.

Los nuevos negocios le apuestan cada vez más al videojuego dado que, a diferencia de otras propuestas de entretenimiento y principalmente del afán en el cual se embarcan las empresas para cautivar y retener a sus clientes, en está industria todo parece venir en el mismo paquete. Se trata de garantizar una participación interactiva, elevado tiempo de contacto y una estructuración comunicativa que se fortalece cada vez más.

Opciones renovadas para las grandes marcas

En lo que concierne al respaldo publicitario de las grandes marcas, los videojuegos hoy se consolidan como la propuesta más novedosa. Como indican diversas investigaciones, los profesionales del marketing invierten cientos de millones más en publicidad y product placement.

¿Dónde han identificado las empresas una oportunidad publicitaria? En primer lugar el tiempo que invierten los usuarios en jugar, alejados del papel pasivo que asumían frente a otro tipo de opciones de entretenimiento. Hoy tienen la posibilidad de ser los protagonistas y asumir nuevos retos permanentemente.

En segundo lugar, las empresas le están brindando al usuario, a través del videojuego, participaciones completamente interactivas con los mensajes publicitarios. Hablamos de anuncios que se insertan estratégicamente en los videojuegos sin obstaculizar o detener el proceso de inmersión del usuario.

En tercer lugar, aún en tiempos críticos, las empresas han redescubierto la oportunidad ideal de estructurar correctamente sus mensajes y,  gracias al videojuego, en muy diversos niveles de profundidad.

La tarea no está del todo hecha

Gente-jugando

La estructuración comunicativa va mucho más allá del simple hecho de ubicar un banner en un videojuego, suele ser mucho más complejo que eso, abarcando estudios de mercado, dinámicas de atención al cliente, marketing viral, entre otros.

El perfil del advergaming cobra entonces importancia en este exigente escenario, cuyas responsabilidades giran en torno a la fidelización del usuario, pasando ingeniosamente de la teoría y los hallazgos a la práctica, pues finalmente la experiencia en el juego es la que cuenta.

Empresas como WildTangent, Yaya, Blockdot, Skyworks o Virtools se han especializado en el desarrollo de advergames, una tendencia que va en acelerado aumento, seguido de la aparición de Massive, una macro red publicitaria enfocada en la industria de los videojuegos.

Finalmente las estrategias de advergaming tienen un futuro bastante prometedor que desde hoy se potencia con el uso de Internet como medio de entretenimiento y, desde luego, a partir de la migración de anunciantes.

Estas experiencias representan un aliciente para el sector empresarial europeo, el cual hoy se encuentra en función de aumentar el tráfico de mensajes publicitarios en dicho formato y, principalmente, permanecer atentos a las estrategias que están generando mayor impacto en el consumidor.

¿Y los tipos de público impactados? 

De alguna manera, asumir procesos investigativos es tarea de todas y cada una de las empresas. Entre las preocupaciones que más se manifiestan, encontramos, por ejemplo, ¿Cómo proteger al consumidor más indefenso? ¿Existen los filtros y mecanismos suficientes de autorregulación que eviten que los niños corran peligro?

Acercar al consumidor a una publicidad participativa parece ser la clave de renovación del marketing, una realidad que vivimos de la mano del advergaming, según explica Flavio Escribano, Responsable zonal de Madrid de DOID, Asociación de Desarrolladores de Ocio Interactivo Digital en España.

También es relevante considerar que, con el auge de las redes sociales y las dinámicas que se generan de las mismas alternativas de ocio digital, derivadas por supuesto del advergaming y product placement en toda clase de videojuegos, se ha hecho más viable y eficiente hacer marketing para un público cada vez mayor.