Empatía, la clave de la experiencia de compra

Empatía, la clave de la experiencia de compra

La clave principal para abordar correctamente una experiencia de compra de un cliente es tener empatía. ¿A qué nos referimos con esto? Es muy sencillo, pues si nos ponemos en el lugar del usuario que puede consumir nuestro producto y tratamos de pensar como él, será mucho más fácil acertar y ofrecer el servicio que requiere.


En la actualidad, la mayor parte de las grandes marcas centran su estrategia publicitaria en el cliente. Trabajan la experiencia óptima en los diversos puntos de contacto y tratan de ser cada vez más efectivos en este aspecto.

Errores de las estrategias no centradas en la experiencia de compra

A continuación vamos a enumerar algunos de los errores que se cometen en las estrategias no centradas en la experiencia de compra, ya que evitarlas —optando por lograr una mayor empatía con el cliente— es clave para mejorar las ventas:

  • Vender a toda costa
    Este es el mayor error que se suele cometer en las estrategias de marketing online. El simple hecho de prestar un servicio a cambio de un beneficio económico no es suficiente para lograr una experiencia satisfactoria de compra.
  • No generar una experiencia de compra
    El hecho de no generar una experiencia agradable de compra puede suponer la pérdida de dicho cliente en un futuro.
  • Fijar como objetivo la máxima venta
    Es lógico que todo vendedor quiera sacar todos los productos que pueda y obtener el máximo beneficio posible. Sin embargo, esto no significa que en el medio y largo plaza vaya a tener réditos considerables.
  • No entender al cliente
    Este aspecto es primordial. Al cliente hay que entenderle y ofrecerle un servicio personalizado que se ajuste a sus necesidades. Ante una buena experiencia de compra, el usuario volverá siempre que necesite nuestro producto.
  • Olvidar que el cliente es el mejor vendedor
    Si olvidamos que el cliente es nuestro mejor vendedor, estamos echando por tierra muchas horas de trabajo y perderemos beneficios a corto, medio y largo plazo. Hay que usar la empatía para darle lo que necesita. Él mismo recomendará nuestros servicios posteriormente.

Uso de la empatía para generar una experiencia de compra positiva

experiencia-de-compra-positiva

El uso de la empatía es fundamental para generar experiencias de compra positivas en los clientes, ya que de esta manera se logrará una mejora en el servicio. Para ello, lo mejor es hacernos la siguiente pregunta, ¿Cómo me gustaría que me tratasen a mi? En este sentido, no tienes más que desplazar dicha premisa hacia los usuarios y ofrecerles lo que necesitan como si estuvieses tratando contigo mismo.

Beneficios de la empatía con el cliente

La empatía con el cliente supone, más allá de que la experiencia de compra mejore, una serie de beneficios primordiales:

  • Lealtad
    Al hacer el uso de la empatía con el cliente, este se siente bien tratado, lo que genera una enorme lealtad hacia nuestra marca o producto.
  • Retorno
    Si un cliente se siente bien tratado en una empresa, lo lógico es que vuelva siempre que necesite de sus productos.

Puntos a reforzar en la empatía

escucha-activa-redes-sociales

Hay una serie de puntos que debemos tener en cuenta para reforzar la empatía con el cliente:

  • Escuchar
    A todos nos gusta ser escuchados. ¿Por qué un cliente iba a ser menos? Atiende a sus peticiones, ya que de esta manera podrás ofrecer un servicio más personalizado y, sobre todo, acertado.
  • Atención
    Es importante ser atentos con el cliente. En su experiencia de compra debe haber siempre un trato exclusivo a todo lo que necesite.
  • Conexión
    Es bueno conectar con el cliente. De esta forma podrás entenderle mejor y darle exactamente lo que está buscando. Si él sabe que en tu empresa va a recibir el trato necesario y se siente comprendido, siempre volverá y, además, nos recomendará.

En definitiva queda claro que la empatía es la clave de la experiencia de compra personalizada. Es la forma ideal de lograr lealtad, promoción de manera orgánica, recomendaciones, trato cercano y generación de valor añadido en todos nuestros productos, marcas o servicios.

Recuerda siempre que tratas con personas. Les gusta sentirse escuchados, comprendidos y cercanos, igual que a ti mismo. Eso es la empatía.