¿Están las compras tan influenciadas por el showrroming?

http://thumb7.shutterstock.com/display_pic_with_logo/2822281/242042785/stock-vector-concept-illustration-banner-template-for-cars-showroom-and-on-line-shop-242042785.jpg

¿De qué se trata el showrroming? Yo creo que sin saber cuál es el nombre con el que se identifica esta forma de actuar, todos la practicamos.

El showrroming es simplemente, una manera de constatar que un producto que nos interesa comprar por internet porque el precio es más conveniente, al no conocerlo personalmente, vamos a cualquier comercio de la zona en la que vivimos, lo chequeamos, vemos cómo es o cómo funciona si es un aparato, y luego, volvemos a la web con la finalidad de adquirirlo.

 

¿Verdad que también ustedes lo hacen? Pues sí,  a esta interesante práctica que nos lleva a ahorra muchos dinerillos, ahora le han puesto nombre.

¡Pero ojo! También existe la misma práctica pero al revés… La tal llamada webrroming es simplemente, ver el producto en internet y buscarlo en el negocio más cercano a nosotros.

http://thumb7.shutterstock.com/display_pic_with_logo/241948/132567305/stock-photo-e-commerce-concept-shopping-cart-with-boxes-over-tablet-pc-on-a-white-background-132567305.jpg

Todas estas formas nuevas de averiguar sobre los diferentes productos y poder tener panoramas más amplios en cuanto a sus características y funciones, y diferentes precios de mercado, son formas que sin existir internet, no tendrían ninguna cabida, puesto que seguiríamos como lo hacíamos antes, simplemente verificando los valores en distintos comercios y comprando en aquél que nos diera más confianza o que el precio nos convenciera más.

Sin embargo actualmente, las posibilidades se abren como un abanico, brindándonos información que no tiene fin y negocios virtuales que podemos consultar, a fin de comprar o no en ellos, puesto que muchas veces, dependiendo del producto de que se trate, nos valdrá la pena o no.

Por ejemplo, al menos en el lugar en el mundo en el cual nosotros habitamos, los teléfonos inteligentes hoy en día tienen un precio muy elevado, inclusive por encima del valor internacional, especialmente si hablamos de aquellos de última generación que van saliendo recién horneados al mercado.

Muchas personas se han animado a cumplir con esta práctica del showrroming, verificando precios en los comercios para luego comprarlos por internet. El problema que se les generó, es sencillamente, que cuando el móvil llegó a sus manos, el sistema operativo o algo de ello, impedía que se lo pudiera conectar a las redes de este país.

Por lo tanto, este es uno de los casos, en los cuales la práctica, solo hace que perdamos dinero, puesto que una vez abierto, el producto ni siquiera se puede devolver y por más barato que lo hayamos conseguido, no nos ha servido de nada, puesto que tiramos el dinero a la basura.

http://thumb9.shutterstock.com/display_pic_with_logo/713587/144687032/stock-vector-vector-illustration-of-a-shop-144687032.jpg

Otra de las compras que muchas veces se frustran a través de esta nueva forma de comprar, es la de adquirir un par de zapatos que vimos en la vidriera de nuestro comercio favorito, pero que por internet estaba a un precio verdaderamente regalado.

El  inconveniente se presenta, cuando el nuevo par de zapatos es recibido, y verificamos que no está fabricado con el mismo material o que sí siendo así, no son de la medida que necesitamos, por lo que, con todo el dolor del alma, deberemos darlos como regalo a quien tenga el pie más pequeño o más grande que el nuestro, puesto que hay artículos que no tienen cambio ni devolución.

Pero, sin tratarse de artículos tan específicos como pueden ser un celular o un par de zapatos, hay otros muchos, incluso podríamos decir miles, para los cuales sí vale la pena llevar adelante esta investigación llamada showrroming.

Inclusive nos ha pasado a todos aquellos a quienes nos gusta investigar, que preferimos esperar un tiempo a recibir el producto que deseamos, a comprarlo ipso facto pero más caro.

http://thumb1.shutterstock.com/display_pic_with_logo/301189/131521844/stock-photo-toyshop-131521844.jpg

La pregunta en general, es por qué para los negocios virtuales es más sencillo manejar precios más económicos. Y la respuesta es simplemente la siguiente: resulta mucho más barato, mantener un  negocio virtual que uno físico, sin importar en dónde se encuentre el mismo.

Otro de los beneficios que brinda un negocio virtual, es el de llegar a millones de usuarios que viven en todo el mundo, y que tienen diferentes posibilidades económicas de adquirir los productos publicados.

En cambio el negocio físico, solo cuenta con la clientela del lugar, salvo que también se decida por su tienda virtual.