¿Es Facebook la solución para pequeños negocioso o solo un anzuelo para los ingenuos?

http://goo.gl/qLQhFn

Tanto Facebook, como las demás y numerosas redes sociales que existen hoy en día en internet, son virales para muchas de las actividades que llevamos a cabo los seres humanos del mundo de hoy.

Se suele decir, a modo de broma, que si no se tiene un perfil en Facebook, uno “no existe”. Por lo tanto, quienes están dentro del mundo del internet, y desean marcar su presencia allí, obligatoriamente deben abrir su cuenta de Facebook.

¿Y qué sucede, entonces, con los pequeños negocios? Pues, sin lugar a dudas, también los pequeños negocios (y los grandes incluidos), quieren marcar, hoy en día, su presencia en internet.

Es sabido, que va creciendo minuto a minuto, la cantidad de personas alrededor de todo el mundo, que ingresan a la web, siendo que tienen el servicio en su propia casa o que lo hacen desde la oficina o desde un local habilitado para ello.

Pero, sin importar desde dónde, actualmente, son miles de millones de personas conectadas, aún sin ordenador, ya que, con los avances de la tecnología, se pueden conectar perfectamente, desde una tableta o desde un teléfono inteligente, y navegar, de la misma forma que lo haría desde un ordenador.

No solo ello, sino que también avanzan velozmente, los diversos tipos de trabajos que pueden realizarse a través de internet, desde la comodidad de una casa o, incluso, conversando en un bar con los amigos.

Todo esto conlleva, a que podemos consultar las novedades que nos esperan cada minuto, en nuestro perfil en Facebook, desde cualquier lugar, aún cuando estamos esperando el autobús.

http://goo.gl/6OrZF8

Para quienes navegamos en la red, cada vez que entramos en nuestra página, tenemos la alegría o la tristeza, de encontrarnos con algún mensaje que nos llegue al corazón o nos permita sacar el enojo de adentro.

En estos últimos tiempos, también los pequeños negocios, están haciendo uso de esos mensajes.

Facebook viene modificando su forma poco a poco, y con este auge de los trabajos por internet, estos pequeños negocios, que no cuentan con demasiado capital para afrontar campañas publicitarias masivas y costosas, sí pueden hacerlo, a través de propagandas dirigidas a un público en especial, y hacerse conocer masivamente, para lograr de esa manera, expandir sus pequeños negocios y convertirse en medianos. En fin, dar un paso hacia adelante.

Ahora, como dijimos anteriormente, existen las llamadas, nuevas profesiones de internet. Entre ellas, existe aquella denominada Community Manager, que no es nada más ni nada menos, que esa persona que se está especializando en Facebook y en las redes sociales en general, a fin de provocar una reacción del público específico a quien se dirige, de una forma profesional y estudiada.

http://goo.gl/dKVTyB

Es así, como Facebook deja de ser, a nuestro criterio,  solo un anzuelo para los ingenuos, aunque en ocasiones, siga cumpliendo esta función.

Por tanto, a través de  esta red social, se transmiten, también y en demasiadas ocasiones, mensajes falsos que intentan aparecer como ayuda social, distraer a las personas de la realidad.

En ese sentido, se pasan demasiados posts dedicados a invertir el tiempo diciendo que Facebook donará una equis cantidad de dinero para un enfermo, si se comparte el post. Aquí es donde encontramos el anzuelo para los más ingenuos.

Sin embargo, respecto de los pequeños negocios, y sabiendo exactamente cómo hacerlo, éstos pueden ganar en clientela de todo el mundo, si el tipo de empresa lo permite, siendo que así lograrán expandirse invirtiendo un capital que les sea asequible y que no les provoque una ola de problemas en su economía.

http://goo.gl/RrAHxy

Pueden o no, contratar un profesional a fin de lograr la presencia que desean en la red social, pero de cualquier manera, si lo hacen a conciencia, enviando mensajes que sean verídicos y que no siembren la duda, así como también, tener un verdadero respaldo de esa presencia, a través de un sitio web, con un domicilio físico comprobable y un teléfono a los cuales los posibles compradores puedan dirigirse, dejarán de ser un anzuelo para los más ingenuos, convirtiéndose de esa manera, en verdaderos negocios con un futuro sin límites, dentro del mundo del internet.