¿Por qué es un gran error comprar followers?

¿Por qué es un gran error comprar followers?

¿Sabes por qué es un error comprar followers? Vamos a verlo detalladamente y punto por punto para que sepas dónde está el fallo y por qué es algo que te hará perder confianza de la audiencia y el consumidor.

La tentación vive en Google

coste-publicidad-redes-sociales

Antes de continuar, te hacemos un recuerdo importante. Cuando decimos que la tentación vive en Google, no es solo una broma sacada de una película de Marilyn Monroe. Es una realidad tan grande como un puño.

Si ahora mismo accedes a Google y pones en el buscador “comprar followers”, verás que te aparecen cientos de posibilidades de llevar a cabo esta práctica y hacer que tu cuenta de Twitter parezca que tiene una audiencia brutal. Sin embargo esto constituye un gran error:

  • En primer lugar, la mayor parte de los followers que vas a conseguir son fakes. Para aquellos que no estén familiarizados con el término, deben saber que se refiere a cuentas falsas que en realidad no tienen ningún valor.
  • En segundo lugar, muchos de los followers que has comprado tienen cuentas inactivas, por lo que raramente utilizan la red social Twitter y, cuando lo hacen, los mensajes no resuenan demasiado en sus mentes, por lo que no sirve de nada.
  • Un tercer punto importante que tiene este apartado es la imagen de marca que vas a dar. Cada día hay más usuarios exigentes que miran con lupa cada detalle de una compañía. ¿Cómo crees que te verán si al estudiar un poco a tus followers de Twitter ven que la mayoría son fakes o inactivos?
  • Todavía tenemos más puntos negativos que añadir a esta lista. Vamos con el cuarto. ¿De qué te sirve ofrecer una cuidada imagen de marca ante una audiencia que no te escucha o directamente es inexistente? Si la mayor parte de tus followers son fakes o no habituales de Twitter, ¿a quién estás enviando tus mensajes?
  • Un quinto aspecto negativo de la compra de followers se basaría en la calidad. Hoy en día, es mucho más positivo tener seguidores que sean fieles a tu producto más allá de conseguir a una gran cantidad de público para aparentar que tu cuenta en muy grande. En realidad, el feedback y la conversación directa con la audiencia es básica.
  • Cuando compras followers en realidad no estás sacando rendimiento a las redes sociales, puesto que predicas en un desierto plagado de arena y no existe comunicación. Nadie está recibiendo tus mensajes, ninguno de ellos te va a contestar y no te servirá de nada tener una cuenta grande que en realidad está vacía y no te permite estudiar y conocer a tu audiencia real.
  • Añadir también que un follower que en realidad es un fake o una persona que no es habitual de las redes sociales y no se conecta nunca, no hará campaña por ti, no será un cliente fiel, nunca comprará ni consumirá tus productos, no será nada, puesto que no tiene ningún valor para tu objetivo principal, que es obtener beneficios.

Comprar followers frente a la ética y la transparencia

prevenir-fallos-empresas

Como puedes comprobar, comprar seguidores no solo no sirve de nada, además, es contraproducente para la imagen de tu marca, ya que tiene un par de contraindicaciones más, y es que atenta contra la ética y la transparencia de una compañía.

Ética

Hoy en día, la ética es vital para las marcas. El ofrecer una imagen de equilibrio y sensatez ante una audiencia cada vez más informada y consciente del producto que consume es vital para la supervivencia.

Además, cabe añadir que la audiencia es cada vez más exigente. Ya no sirve el aparentar que tienes muchos seguidores, porque te pueden cazar y crear una campaña paralela de mala imagen que ha llegado incluso a hundir empresas enteras.

Transparencia

En estos tiempos que corren, las compañías deben mostrar transparencia. Para ello, no hay nada como asumirla e instaurarla como política de empresa.

Ante un consumidos exigente, es vital que la transparencia sea total y absoluta. Comprar followers, sin embargo, va contra esta filosofía que cada día es más habitual y necesaria para obtener el éxito.

En definitiva, podemos observar cómo el comprar followers es una estrategia totalmente errónea, que va en perjuicio de la imagen de marca y que, lejos de obtener beneficios, redunda muy negativamente en las ventas y en todo lo concerniente a las campañas de marketing en redes sociales.