¿Por qué el humor puede marcar la diferencia en el marketing y en la publicidad?

¿Por qué el humor puede marcar la diferencia en el marketing y en la publicidad?

Como bien lo enseñan cientos de refranes populares y viejos aforismos, una sonrisa siempre nos facilitará el camino para conseguir aquello que nos hemos propuesto.

Un toque de humor será ideal en nuestro relacionamiento con los demás para romper el hielo, subir los ánimos, captar la atención, bajar las tensiones y prevenciones, generar empatía y, en definitiva, librar victoriosos algunos de los obstáculos con los cuales nos encontramos en el día a día, de ahí que también se le consideré una característica fundamental para elaborar estrategias de negocio y dinámicas de acercamiento al consumidor.

Sabemos que los tiempos se tornan cada vez más complejos y las marcas se encuentran frente a clientes cada vez más difíciles, de manera que el humor brinda la posibilidad de reconcebir las estrategias de marketing y publicidad apuntando, en primer lugar, a que los clientes olviden cualquier experiencia negativa que hayan tenido con las marcas y, en segundo lugar, a llamar su atención y convencerlos de que estas tienen el potencial suficiente para suplir sus necesidades.

Más allá de estas obviedades, el humor suele marcar la diferencia por razones de mayor peso:

El humor genera recuerdo

fidelizar-cliente-contento

El bombardeo de estímulos al que estamos expuestos, entre anuncios de televisión, cuñas radiales, prensa, banners y newsletters que apuntan a nuestros patrones de búsqueda o navegación en Internet, entre muchos otros, hace bastante difícil que las marcas puedan destacarse, principalmente porque el objetivo trasciende el hecho de ser visualizado por el consumidor, para instaurar un mensaje que este no olvide con facilidad.

El humor se postula hoy como ese recurso a partir del cual las marcas se hacen recordables, de ahí que la elaboración de los mensajes sea una verdadera hazaña.

Tal como lo explica una investigación de Nielsen, tras encuestar a consumidores de 58 países, el humor es el rasgo diferenciador de cualquier mensaje publicitario. Si damos una mirada al caso de España, nos encontraremos con cifras realmente impresionantes, más del 50% de los entrevistados recuerdan perfectamente los anuncios que se desarrollan con ingenio y una clara dosis de humor.

El humor genera interactividad en redes sociales

Las diversidad de canales de comunicación hace que sea todo un reto conseguir respuestas de los usuarios, quienes desde luego son mucho más selectivos a la hora de acceder a un mensaje publicitario, especialmente inconformes con los anuncios que rotan de manera indiscriminada sin considerar sus intereses particulares

Esto convierte en todo un privilegio contar con su participación en las redes sociales, porque es la prueba de que se ha logrado llamar su atención y, por ende, incrementado las posibilidades de que consuma el producto o servicio en cuestión.

Las redes sociales se caracterizan por su fluidez y cercanía, donde el consumidor tiene la posibilidad de dirigirse a la marca sin intermediaciones, por ello igualmente la gran complejidad de este terreno en el que las marcas deben optimizar sus tiempos de respuesta y aprender a lidiar con los comentarios públicos que no siempre son positivos.

pymes-redes-sociales

Generar una respuesta auténtica del consumidor implica más que publicar información en las redes y esperar a que este sencillamente se manifieste. Nos preguntaremos entonces cómo podemos lograr que los consumidores realmente accedan al mensaje, interactúen con él y finalmente lo difundan. Es claro, las marcas deben centrarse en el humor.

Si tomamos como referencia el éxito de los videos en redes sociales nos daremos cuenta de que el humor cobra cada vez más protagonismo. De hecho, la viralidad de este tipo de recursos, según una investigación de Yume, alcanza 4 de cada 10 producciones, posicionándose como el contenido más exitoso.

Y por si fuera poco el consumidor que accede a este tipo de contenidos es 3 veces más propenso a visitar la página web de la marca.

En términos generales, los mensajes o contenidos con buena dosis de humor, sin importar el medio emisor, son los que alcanzan los mejores indicadores de interactividad en redes sociales.

El humor prueba que conoces al consumidor

En estos tiempos las empresas no pueden dejar de mostrarse y de contarse principalmente, porque justamente eso es lo que el consumidor pide, historias que revelen su verdadera esencia, historias que se fortalezcan desde la percepción misma del consumidor y que creen una conexión a largo plazo, historias con toques de picardía, ironía, gracia y/o ingenio que le permitan al mensaje trascender el plano de lo evidente y demostrarle a ese cliente potencial que realmente se le conoce.