La importancia del Packaging

La importancia del Packaging

Cada día se cuidan más todos los detalles de un producto, desde la cadena de producción hasta el empaquetado y venta al público. En este gran proceso, la importancia del Packaging es cada día más notoria y evidente.

Si bien la imagen del empaquetado por sí misma no es tan importante como el producto en sí, la influencia cada vez mayor de la publicidad y la proyección hacia el exterior hacen del Packaging adecuado una práctica necesaria para acertar con el público objetivo y que este se enfrente con actitud positiva al consumo.

A día de hoy, un packaging adecuado puede ser vital en el éxito o fracaso de la venta de nuestros productos, por lo que ha dejado de ser una cuestión baladí y cada vez goza de mayor importancia la presentación, el envase y el empaquetado.

¿Qué funciones tiene el Packaging?

El Packaging tiene una serie de funciones importantes que están relacionadas tanto con su transporte y seguridad como con la imagen:

  • Transporte
    Como es lógico, cuando un producto sale de la cadena de producción, debe ser transportado hasta cada punto de distribución adecuado.
  • Protección
    Otro aspecto importante del Packaging es su función protectora. Hay productos que deben estar guardados en las cajas adecuadas, por ejemplo, aquellos que tienen una textura blanda o deformable como pueda ser la fruta o verdura.

La función de atractivo del Packaging

Packaging

Otra de las funciones importantes del Packaging es la atracción. Siempre que sea llamativo, provocará que el cliente se acerque, despierte su curiosidad e incluso lo pruebe o consuma.

  • Estudios del sector. Muchas empresas vanguardistas han comenzado a realizar estudios sobre la importancia de un packaging atractivo que atraiga potenciales consumidores.
  • Dentro de los estudios empresariales sobre el packaging, destacan los diseños, la tipología y los colores para hacer más atractivo al producto, que ya están siendo de vital importancia para lograr los objetivos de ventas deseados.
  • Como decíamos en la introducción de este apartado, la importancia de un packaging atractivo se ha convertido en una estrategia más de marketing de cara a lograr los objetivos de ventas fijados y deseados.

El Packaging como elemento de promoción

Finalmente, el Packaging se está instaurando en todo tipo de campañas de marketing como elemento de promoción:

  • Presentación y primera imagen
    Muchas veces, una primera imagen positiva es todo cuanto necesita un consumidor para adquirir un producto. De este modo, el Packaging se está convirtiendo en una carta de presentación de vital importancia en la estrategia de marketing.
  • Información
    En el empaquetado también se está añadiendo una buena cantidad de información de cara al consumidor, para que sepa qué es lo que está adquiriendo y sirva como primer contacto del usuario con el producto. En ocasiones, la simple información del paquete sirve para que un cliente obvie el paso de hablar con el vendedor.

El Packaging como elemento diferencial

Empaques de pan

Otro aspecto que se está potenciando mucho en el Packaging es el elemento diferencial:

  • El Packaging, al incluir imágenes, información y logo, permite a los clientes diferenciar de un simple vistazo a un producto de los de la competencia.
  • Los cambios en la imagen del packaging pueden provocar un cierto despiste en la audiencia. Sin embargo, con la campaña adecuada, si el diseño de los nuevos paquetes es bueno y atractivo, acabará siendo beneficioso para la empresa.

En definitiva, el packaging goza hoy día de una enorme importancia a la hora de plantear una estrategia de ventas efectiva y acertada. Es importante invertir en diseño y procurar hacer estudios acertados sobre un producto en particular, pues puede ser que por muchas bondades que este tenga, no atraiga a la audiencia adecuada, acabando en fracaso de todas las acciones planteadas.

A día de hoy, hay incluso agencias especializadas con las que se puede contactar para realizar un packaging acertado y adecuado que sea una primera toma de contacto visual con los consumidores. Recuerda que si la imagen es buena, el usuario tendrá menos reparos a la hora de adquirir el producto.

Además, recuerda la importancia del packaging como elemento diferenciador de la competencia. No todos los productos son iguales, y una forma acertada de demostrarlo es haciendo tu propio diseño para que sea atractivo y atrayente de cara a tu audiencia.