Los anuncios en vídeo cuando son divertidos son más efectivos

Los anuncios en vídeo cuando son divertidos son más efectivos

Cada día más se está descubriendo que los anuncios en vídeo, cuando son divertidos, son mucho más efectivos de cara a la audiencia. Así pues, las marcas no son ajenas a ello y están destinando un considerable esfuerzo en este sentido.

No obstante, pese a que el esfuerzo de las grandes compañías en el hecho de producir vídeos para promocionar es cada vez mayor, no siempre se obtiene el rédito buscado. Por mucho presupuesto que se destine y muy elaborado que sea el trabajo, a menudo no se logra llamar la atención del consumidor. Por eso no es fiable cualquier tipo de formato a la hora de llegar hasta el usuario final. La audiencia es cada día más exigente en este sentido.

Objetivos de los vídeos

videos-como-se-hace-marketing

Recientemente, la empresa Stratta ha realizado un estudio sobre una muestra representativa de población para determinar los indicadores que marcan el posible éxito de una campaña de vídeos o el fracaso. De esta forma, se preguntó durante el análisis por las percepciones que el consumidor obtenía a la hora de visualizar un vídeo y la influencia y efectividad que este pudiese lograr sobre la audiencia. Estos son los resultados arrojados:

  • El 51% de la audiencia encuestada dijo que tenía muchas más posibilidades de consumir un anuncio completo si este era un vídeo divertido.
  • El 45% de la audiencia encuestada por Stratta dijo que se quedaba a ver un vídeo completo si este estaba relacionado con el entretenimiento.
  • Tan solo un 33% de la audiencia reconoció aguantar durante la emisión de un vídeo completo cuyos contenidos fuesen específicos de un tema concreto.
  • Finalmente, acabó el estudio con un preocupante indicador. Solo el 29% de la audiencia permanece atenta a un vídeo cuyo contenido está relacionado con la educación.

Otros resultados arrojados

Veamos a continuación otros resultados interesantes que han arrojado los estudios llevados a cabo por la compañía Stratta relacionados con la visualización de vídeos:

  • Otro aspecto que queda patente es que la forma de consumo de los usuarios, sus gustos y preferencias están cambiando. Así, el estudio revela que las compañías no necesitan gastar cantidades astronómicas de dinero para hacer su contenido atractivo. De hecho, el que un famoso aparezca en el vídeo resultó interesante únicamente para el 16% de los encuestados.
  • Un aspecto que sí puede resultar preocupante para las empresas es la tendencia del usuario a saltarse los anuncios. De esta forma, un 40% de los encuestados reconocen saltarse los citados anuncios antes incluso de haber podido reconocer la marca. Como es lógico, este hecho hace que la razón de ser del vídeo se pierda por completo, pues no tiene sentido y se está malgastando de esta forma un alto grado de penetración entre la audiencia.

Identificación de marca

marcas-presencia-internet

Otro de los objetivos que se marcó Stratta en su estudio fue dilucidar cuánto tarda un consumidor en identificar la marca cuando está viendo un vídeo:

  • Un 29,4% de los usuarios dijeron necesitar unos 4 segundos para identificar la marca cuando ven un vídeo.
  • Un 15% dijo que le bastan con un par de segundos para saber cuál es la marca que hay detrás del vídeo en cuestión.
  • Un 11% asegura que necesita al menos seis segundos para saber qué producto o marca se esconde tras el visionado.

¿Por qué se saltan los vídeos?

Sepamos ahora los motivos esgrimidos por los usuarios para saltarse un vídeo:

  • El 39% dicen que les supone incomodidad, ya que se insertan entre un contenido que desean ver y tienen prisa por consumir.
  • El 19% lo achacó a la rapidez con la que estos anuncios se insertan en los vídeos.
  • El 15% habló de que los anuncios son demasiado largos.

Aún con todas estas variables en la mano, las estrategias relacionadas con la promoción en base a vídeos está en pleno crecimiento y cada año son más las compañías que invierten en este tipo de marketing.

Sin embargo, hay que añadir que no todo son anuncios puros y duros. Muchas compañías optan por la estrategia viral, convirtiendo sus vídeos en fenómenos por toda la red antes incluso de anunciar qué empresa o marca está detrás.

Además, cabe destacar que un vídeo divertido que no se presenta como anuncio tiene unas posibilidades tremendas de triunfar entre la audiencia y obtener los réditos pretendidos.