Los pilares sobre los que se construye la confianza del consumidor en las marcas

Los pilares sobre los que se construye la confianza del consumidor en las marcas

El principal objetivo de una marca es crear confianza en los consumidores, algo que solo puede lograrlo con mucha paciencia, pues es un proceso que requiere tiempo, mucha dedicación y constancia.

Como en cualquier relación, ya sea personal o con la marca, la confianza se desarrolla con el paso del tiempo. Cuando el consumidor observa que la marca cumple con sus compromisos y obtiene beneficios de ello, se convierte en un cliente que confía en el producto o servicio que está adquiriendo, en caso que la marca le falle se siente defraudado y se irá a otra marca con la que se sienta mejor.

Para construir ésta confianza hace falta una estrategia coherente que transmita y cumpla realmente lo que le está ofreciendo al consumidor. La confianza en una marca se obtiene a través de la acción sostenida de sus diferenciadores y las variables del marketing.

Todo se reduce al trabajo constante que la empresa logre mantener a lo largo del tiempo con una planeación adecuada y de manera constante, para no fallar a los consumidores que confían en que el producto no solo podrá satisfacer sus necesidades, sino que lo hará con la calidad garantizada.

Los elementos que logren la diferencia de las demás marcas son la clave para obtener la confianza del consumidor, por lo que cada marca debe definir su enfoque que puede ser en el precio, la promoción, la distribución, el diseño o la innovación.

Pilares sobre los que se construye una marca

Aquí tenemos 5 pilares clave a la hora de generar confianza en los consumidores:

1. Compromiso

fidelizar-cliente-contento

Para generar confianza en el consumidor una marca debe ser capaz de cumplir con los compromisos adquiridos con sus clientes; el consumidor debe percibir a la marca no solo como un “ente” que mira por sus beneficios propios, sino también por el de su mercado objetivo: escuchar las necesidades del cliente y sus comentarios, tratar bien a los empleados, priorizar a los clientes por encima de los beneficios y comunicar el estado de la empresa con frecuencia y honestidad.

2. Integridad

Es primordial que las empresas actúen de manera ética y responsable demostrando transparencia ante la sociedad, con prácticas empresariales éticas, adopción de acciones responsables a la hora de abordar problemas y que las prácticas responsables sean abiertas y transparentes.

3. Productos y servicios

consumidor-millennial-atencion-cliente

La calidad es imprescindible para generar confianza en el consumidor. Los productos o servicios que se ofrecen, además de cubrir una necesidad, deben ser elaborados con la calidad tal que el consumidor perciba que existe esmero en lo que se les ofrece, por tanto es importante, por una parte, proporcionar productos y servicios de alta calidad y por la otra, innovar para ofrecer productos, servicios o ideas nuevas.

4. Objetivo

La marca debe tener en cuenta que forma parte de una comunidad específica por lo que debe contribuir manera positiva en su desarrollo y así lograr un feedback. Deben identificarse con mejorar el medio ambiente; estar atentos a las necesidades de la sociedad en su actividad cotidiana; crear programas que incidan positivamente en la comunidad local y asociarse con ONG, gobierno y terceros para abordar necesidades sociales.

5. Operaciones

cliente-aliado-mejorar

Las marcas deben crear estrategias para para ser visibles en el mercado empresarial, tener una identidad que sea fácilmente identificable por los consumidores es de alta prioridad.  La alta dirección de la marca debe ganarse el reconocimiento y admiración de su público objetivo, debe figurar en listas de grandes empresas mundiales y brindar una sólida rentabilidad financiera a sus inversores.

No nos olvidemos que la marca debe tener identidad con cada miembro de su equipo, los cuales también son clientes internos que colaboran con la construcción de una experiencia que cree confianza en los consumidores. Si no hay una buena experiencia que brinde satisfacción al cliente y que no provoca buenas reacciones, las marcas caen fácilmente en el olvido.

En conclusión, si las marcas gestionan de manera adecuada los recursos de los que disponen, podrán  entablar una relación estable con sus públicos objetivos, que se traducirá en un vínculo de confianza con la marca.