El marketing de contenidos es cada vez más popular, pero ha dejado de ser un ‘arma secreta’

El marketing de contenidos es cada vez más popular, pero ha dejado de ser un ‘arma secreta’

Como sucede constantemente en el mundo, siempre son las grandes compañías las que experimentan y marcan la pauta a seguir. Después, otras más pequeñas siguen su rebufo y adoptan algunas de las medidas que han logrado el éxito para aquellas en las que se miran. En este caso, el marketing de contenidos se ha convertido en una herramienta poderosa, pero no puede ser tenida a estas alturas como un ‘arma secreta’.

La gran competencia por el marketing de contenidos

En un principio, las grandes compañías optaron por el marketing de contenidos para competir en un mercado cada día más saturado de oferta. Este fue sin duda un gran acierto. ¿En qué consiste?

Marketing de contenidos

Marketing-de-contenidos

El marketing de contenidos es una estrategia que sirve para ofrecer al consumidor una experiencia más cercana y personalizada en su proceso de compra. De esta forma, se podrá asesorar en todo momento sobre el producto o servicio que le interesa de manera totalmente gratuita y desinteresada.

Esto supuso en un principio un gran golpe de efecto para las grandes compañías. Ofrecían así un servicio suplementario de cara al usuario de forma desinteresada. Podías informarte sobre consejos, características de un producto, contenidos de calidad y todo lo relacionado con aquello que te interesa. En este sentido, lograban diferentes beneficios:

  • Por un lado, personalizaban su mensaje para el público, que siempre encontraba aquello que necesitaba a través del marketing de contenidos.
  • Por otra parte, también conseguían de esta forma ofrecer una imagen excelente para la audiencia, lo que finalmente redundaba en beneficios para la marca.
  • Se lograba además un fantástico engadgement con el público, que veía en esos contenidos de calidad una excelente ayuda de cara a sus exigencias para el consumo.
  • Además, lograban un mejor posicionamiento en buscadores, dado que daban al público aquello que más buscaba a través de un contenido de calidad y atractivo para el consumidor.

Es decir, que la estrategia de marketing de contenidos de las grandes empresas fue toda una revolución en la forma de hacer campañas de cara a todas las compañías del mundo que se miran en sus espejos.

Situación actual

¿Qué ha sucedido ahora? Como es evidente, miles de empresas de todo el mundo se han subido al carro del éxito y han seguido las pautas marcadas por las grandes compañías que marcan el ritmo a seguir.

Como es evidente, ante el éxito notable que lograron las grandes compañías, muchas de las competidoras de diferentes tamaños se han decidio por este tipo de estrategias para mejorar los beneficios que se obtienen con la implementación del marketing de contenidos.

Estudios al respecto

marketing-mix-4p

Ahora, la compañía eConsultancy, en colaboración con Lionbridge, han realizado el estudio The Global Conversation: How itnernational brands manage customer engadgement, arrojando resultados interesantes.

La muestra se ha llevado a cabo entre 325 empresas de marketing a nivel internacional. Entre ellas, un 50% de las grandes compañías estiman que competir en la actualidad en el mundo del marketing de contenidos se ha vuelto realmente complejo. Mientras tanto, un 40% de las secundarias opinan de la misma forma.

Significa esto que ni entre las mismas compañías terminan de ponerse de acuerdo. No obstante, queda muy claro que la situación del marketing de contenidos, aún siendo todavía una herramienta de vital importancia en la estrategia de cualquier empresa, es evidente que ha perdido ese toque de ‘arma secreta’.

En el momento en que miles de compañías que van a rebufo de las grandes, encargadas de marcar tendencia, comienzan a introducirse en el mundo del marketing de contenidos, este pierde gran parte de su valor como campaña sorpresa, como es lógico.

¿Significa esto que el marketing de contenidos es una herramienta fallida? Ni mucho menos. Sigue siendo interesante invertir buena parte de los recursos en este arma, aún no siendo ya secreta como antaño.

Si que es obvio que la competencia en el campo del marketing de contenidos ha crecido con fuerza en los últimos años y ya son muchas las marcas que hacen uso de ella para sus promociones. Pero no significa esto que no se deba seguir explotando, como estrategia complementaria a otras que se han de poner en marcha en una campaña publicitaria que busque tener éxito y repercusión.