Producto básico, real y aumentado y los efectos que produce en el cliente

Producto básico, real y aumentado y los efectos que produce en el cliente

Un producto se diseña por un sin número de factores, ya sea para ser útil a los consumidores, satisfacer necesidades de ocio, mejorar su entorno, generar emociones o innovar para crear expectativas en las personas. De esta manera las marcas buscan la forma para atraer a los clientes. Además en la actualidad el mercado lo abarca todo, estimulando constantemente a las sociedades con sus creaciones.

Los productos, antes de salir al mercado, pasan por diversos análisis y procesos por parte de la empresa para que su comercialización sea óptima y obtenga un buen recibimiento. No obstante, al salir el producto a la luz, se desglosan desde el punto de vista funcional ciertos niveles para así conocer el grado de utilidad, diseño y bondades. Esto permitirá conocer el valor que aporta el producto a las personas.

Diversos niveles del producto para generar efectos positivos en el cliente

Por esta razón, existe el producto básico, real y aumentado que permite medir el grado de satisfacción que se genera en los clientes. Poco a poco esto mejorará la experiencia de compra cada vez más e incentiva a crear diferentes vías de desarrollo del producto.

A continuación definiremos estos tres niveles para que los emprendedores conozcan el significado que tiene brindar un producto o servicio al público:

Producto básico

Este se refiere a la utilidad que tiene el producto y las necesidades básicas que satisface en el cliente. Por ejemplo:

Vender una lata de atún para satisfacer la necesidad de alimento es una característica básica que puede tener un producto. La idea será cumplir su función más simple, sin tomar en cuenta otras características. Se enfoca en el hecho de alimentar al público.

Producto real

Tiene que ver con la forma cómo se presenta el producto a la audiencia  y qué características lo diferencian de la competencia.  Esto permitirá que los clientes prefieran determinada marca en lugar de otra. Este nivel incluye lo referente al tamaño del producto, diseño del empaque, su olor o sabor.  Además, todo lo que tiene que ver con su presentación y publicidad.

Un ejemplo de este nivel podría ser la marca “Pringles”, que varía en sabor y amplía las opciones del usuario. Las personas pueden escoger entre Pringles de jalapeños, pizza, crema y cebolla o queso cheddar, entre muchas otras. Además, esta marca ofrece a su público variedad de tamaños y agrega otros productos para escoger.

Producto aumentado

Este nivel se caracteriza por darle prioridad a la atención al cliente o el servicio que se le ofrece al público al momento de adquirir el producto. Además, también se refleja en la atención post venta y el trato que se le da al cliente desde el momento que entra a la tienda. La forma eficaz de vender se traduciría en la fidelización del cliente y mantendrá el producto en su mente.

Priorizar la satisfacción del cliente

reputacion-marca

En el mundo de hoy en día las personas son constantemente estimuladas con publicidad y productos innovadores. Parece una odisea conseguir un pequeño espacio en la mente de los consumidores. Por lo que los mercadólogos deben recurrir a tácticas modernas y orientadas hacia las nuevas tecnologías para mantener la atención del potencial cliente. 

Por estas razones las marcas deben tomar en cuenta lo siguiente:

  • Apuntar hacia el rendimiento o resultado que el cliente espera obtener al comprar el producto. Las empresas deben conocer la perspectiva que tiene el usuario al escoger y sus estados de ánimo.
  • Las esperanzas de las personas y los deseos son cuestiones de análisis para las empresas.  Estas deben conocer la naturaleza humana que siempre se encuentra en busca de la satisfacción en todo momento. Además, las marcas deben cumplir las promesas que le hacen a su público.
  • Existen diversos niveles de satisfacción. Las marcas deben encontrar el punto exacto en que los clientes sienten lealtad por sus productos o servicios. Mantener esto como un objetivo vital más allá del intento de conseguir nuevos clientes.