Categorías
Social Media

Cómo la repercusión de los eventos ha cambiado gracias a las redes sociales

A lo largo de los últimos años, las redes sociales han cambiado la repercusión de los eventos de forma total. De hecho, son las mejoras en cuanto a comunicación, viralización, influencia e interacción, permitiendo una mayor integración y dinamismo en los eventos.

Repercusión en círculos de influencia

Antaño, la repercusión de un evento tenía relevancia únicamente en sus círculos de influencia y algún mensaje o impacto casual que pudiese llegar a tocar con sistemas como el uso de carteles, anuncios en medio visuales y escritos y poco más.

Hoy día, con la creación de Hastags en la red social Twitter, o bien Eventos en Facebook, la capacidad de llegar a millones de usuarios en total. Es más, el hecho de compartir o tuitear puede hacer que el cículo de influencia sea enorme.

Reducción del espacio físico

Video-online

Otro aspecto que las redes sociales han cambiado en la repercusión de los eventos es la reducción de espacio físico.

Como es lógico, hoy día hay muchas herramientas que permiten crear un evento incluso de forma online sin necesidad de disponer del espacio referido que necesita el pago previo y el desplazamiento de los participantes y asistentes.

No obstante, nos vamos a centrar en la celebración de un evento y el enorme seguimiento que se logra gracias a las redes sociales. Para ello, hay dos herramientas básicas que son prácticamente obligatorias para garantizar el éxito:

  • Uso de Hastags: Esta herramienta en necesaria para lograr una mayor repercusión, participación y debate en el evento. Siempre hay que marcar un hastag que todos los asistentes e interesados conozcan para poder generar participación activa, debate y opiniones incluso más allá de la propia celebración del simposio.
  • Uso de Streaming: Esta es otra herramienta que se ha convertido en imprescindible de cara a la organización de un evento que sueñe con tener éxito. Aunque no es absolutamente necesaria, gracias al uso del streaming en directo no solo se ofrece una imagen de calidad y buena presencia, sino que la repercusión y penetración entre el público objetivo es mucho mayor, ofreciendo así una alta participación y debate en redes sociales.

Las redes sociales generan debate

Como hemos dicho anteriormente, gracias a las redes sociales, no solo se llega a más público que pueda estar interesado en participar en el evento, también se genera debate. Es decir, que con el uso de un hastag relacionado con el simposio a realizar, los futuros participantes podrán ir comentando y compartiendo opiniones no solo antes de la celebración, también durante, y en los días y semanas siguientes.

  • Debate previo: Una vez hemos creado el hastag para promocionar un evento, ya se puede ir creando participación, debate y calentamiento del ambiente para que la gente llegue a la celebración con ganas y buen ánimo.
  • Durante el evento: Como es lógico, la participación de los usuarios es total, pues pueden ir compartiendo y comentando mientras se celebra el evento en directo, generando mayor impacto.
  • Tras el evento: Tras la celebración del evento, no solo se queda en la red social y buscadores toda la información compartida, además, puede seguir generando debate, controversia, comentarios e incluso una vida útil que va más allá. Muchos de los participantes son propietarios de blogs o portales de noticias capaces de producir más contenido en torno al evento.

Nuevas formas de contar historias

videos-como-se-hace-moda

El hecho de que las redes sociales han cambiado la repercusión de los eventos es una realidad. Pero no se queda ahí. Además, también se han generado nuevas formas de contar historias, afrontar una charla con un estilo más participativo e incluso usar la imaginación como ponente.

Mientras que antaño las fórmulas se reducían a la eterna charla, los pizarras y proyecciones y algún elemento audiovisual, ahora la interactividad llega no solo a la participación en redes sociales de todo tipo de usuarios, también permite la integración de otros participantes en directo. Es decir, que en un evento en España puede colaborar un profesor en América a través de conexiones en streaming, comentarios en Twitter, etc. Y esto es solo la punta del iceberg.

Podréis comprobar que las redes sociales han cambiado la repercusión de los eventos de una forma manifiestamente positiva en la mejora de la comunicación en todas sus fases. Es más fácil promocionar la cita, la participación es mucho más activa y la vida útil se puede alargar durante largo tiempo.